viernes, 20 de agosto de 2010

Reina de las fiestas

Publicada el 20 de agosto de 2010 en El Día de Cuenca y otros, supongo.



La idea no es mala de suyo. Habría que desarrollarla, pero no es cuestión de tirarla a la basura sin más. Aunque ha nacido sin más expectativas que ser una mordacidad del concejal portavoz de los socialistas de Cuenca, probablemente podamos ayudarla a crecer. Parece ser que Cospedal ha firmado un escrito de esos que ni dice nada ni nadie lee en el programa de fiestas de la ciudad y Pérez Tornero, el socialista, sugiere, que, ya puestos, podía postularse la señora para reina de las fiestas. Hasta ahora el trío alcalde-pregonero-reina ha funcionado con cierta sosería, admitámoslo, y si no sé de nadie que haya lamentado ser alcalde o pregonero, puedo citar a varias antiguas reinas que se arrepintieron pronto de haberlo sido. Por otro lado, leo que empieza a reclamarse que la reina tenga más participación a lo largo del año, pero considerando lo que se le pide a una reina para serlo, esto solo puede significar que se la invite a más acontecimientos, al estilo de las diosas del couché que dan categoría a fiestas e inauguraciones. Quizás la propuesta de Tornero, los deseos de Cospedal de darse a conocer y la reclamación popular de que la reina sea más reina pudieran ensamblarse de alguna manera. Cospedal no renunciaría a ser la madrina de la promoción de ingenieros de sonido, seguramente, y eso que entre una madrina y una reina hay un mundo, así que es cuestión de pensárselo, darle un toquecito a las funciones de la reina y lo mismo para el año que viene podemos innovar en este punto. Y, por favor, que nadie se enfade. Mañana será Cospedal, pero pasado puede ser cualquier candidata socialista a cualquier cosa. No me hagan dar nombres, por favor.