lunes, 2 de septiembre de 2013

Hernando y los jóvenes del PP

Otra militante de NNGG del PP se exhibe con la bandera de Franco
http://www.informavalencia.com/actualidad/valencia/item/377-nuevo-gesto-fascista-en-el-pp
Sostengo, y suelo explicar con varios ejemplos que no son del caso, que Franco no solo hizo daño a España mientras mandó sino que lo sigue haciendo, y no poco, una generación larga después de haber muerto.
    Mi salario de funcionario no me permite conocer cómo han digerido otros países a sus dictadores, pero sospecho que el nuestro tiene que ser uno de los de digestiones más pesadas. El penúltimo ejemplo son las declaraciones del diputado Hernando la semana pasada cuando dijo en la SER que la consecuencia de la II República fue un millón de muertos, no sé si sabiendo o no que el suyo es el mismo argumento que utiliizaron Franco y toda su propaganda.
    Hernando es de mi quinta. Por lo tanto, no es una víctima de la LOGSE sino de la misma Enciclopedia Alvarez que yo utilicé. Fue allí donde estudió esa idea y parece que ya no ha vuelto a estudiar  ninguna otra relacionada con la Historia de nuestro país. Hernando es uno de esos ejemplos no muy edificantes que ha dado nuestra democracia, el del personaje profesional de la política, ese tipo gris especializado en medrar para defender hoy a Guadalajara, mañana a Almería y pasado y siempre su puesto, razonablemente remunerado y escasamente exigido por el capataz.
    Los políticos como Hernando deberían darse cuenta de que son el modelo de los jóvenes de su partido. Los que hoy aspiran a ocupar mañana sus despachos en Génova y San Jerónimo están aprendiendo que no hay que comprender la Historia de nuestro país sino defender a Franco, ese tipo que fabricó una sociedad en la que prácticamente nada de lo que hacen ahora -salvo exhibir la bandera del águila imperial- les hubiera estado permitido.
    No importa que Hernando, en esa misma entrevista, condene a esos jóvenes extraños que añoran la involución porque con su ejemplo predica lo contrario. Después de la que montó, trató de justificarse volviendo a considerar la misma cosa la II República y la sublevación: «Es un hecho que el colapso de la II República, el golpe militar y la posterior Guerra incivil provocó la mayor tragedia de nuestra historia», escribió en twitter, incluyendo la falta de concordancia entre el sujeto y el verbo.
    Y ahí sigue Hernando, supongo que satisfecho de sí mismo y con la seguridad de que hasta que se jubile seguirá de diputado, ese trabajo para el que muchas veces el principal mérito no parece ser saber cosas sino, precisamente, ignorarlas.